fbpx

Inmersión lingüística vs bilingüismo

Según Alicia Gómez Franco, Directora de Escuela Oficial de Idiomas, “el modelo bilingüe no es el ideal, la inmersión debería ser completa”. Y eso es lo que hace Family School. Nosotros apostamos por un programa de inmersión lingüística a través del cual, favorecer de manera temprana en los niños/as importantes beneficios psicolingüísticos.

 

¿Qué efectos positivos tienen los programas de inmersión lingüística?

Mayor riqueza del lenguaje. Después de casi una década, en Family School hemos podido observar que a través de una inmersión total, nuestros niños son más originales en expresión verbal, además, son capaces de responder con mayor precisión a preguntas abiertas. Esto favorece las relaciones entre las competencias lingüísticas en ambas lenguas.

Mayor sensibilidad hacia los otros. Nuestros niños se desenvuelven con soltura en entornos multiculturales y muestran una empatía especial hacia las necesidades de los otros.

Mejora en la capacidad cognitiva. Durante nuestras asambleas hemos comprobado los beneficios de nuestro programa de inmersión lingüística en cuanto a su incidencia en el desarrollo de la capacidad de pensamiento abstracto y razonamiento.

 

¿Por qué Family School apuesta por una educación basada en la inmersión lingüística?

Sabiendo que vivimos en un mundo cada vez más globalizado y con tendencia hacia una mayor integración internacional, los niños del futuro necesitarán mayores capacidades lingüísticas y cognitivas para enfrentarse a estos nuevos retos. Desde la escuela, trabajamos todos los días para:

  1. Potenciar la seguridad al hablar inglés.
  2. Mejorar la comunicación oral, la dicción, la prosodia y la entonación.
  3. Pensar en inglés.
  4. Superar los miedos a comunicarse en cualquier contexto e idioma.

 

Es importante tener muy presente que el lenguaje se aprende hablando. Cuanto más hablen en un segundo idioma, antes y mejor lo aprenderán. Este aprendizaje, a su vez, favorecerá el desarrollo de la competencia lingüística general; con lo que mejorará también la lengua materna.

Al ser la práctica constante la mejor manera de aprender un idioma, podemos decir que nuestro modelo de inmersión lingüística es perfecto para que nuestros buhitos alcancen el nivel de hablante nativo.