fbpx

Experiencias que dejan huella

Inma y David, que forman parte de la familia de Family School, y traen a sus hijos desde el primer día que se abrió el Centro, nos detallan en esta bonita carta su experiencia vivida en la escuela:

Hoy termina un ciclo, un ciclo que ha durado 7 años y que ninguna de las dos pensábamos que íbamos a iniciar.

Te conocí un día sin planearlo, solo porque pasaba por allí y me encantó “la casita”,  sin saber quién eras ni en que consistía tu proyecto.  Y me lo explicaste y me la enseñaste, con toda la ilusión y brillo en los ojos de quién presenta a su “niño” por primera vez, después de haber pasado duros meses de trabajo, esfuerzo y dedicación formándolo. Y me encantó… y me hablaste maravillas de tu equipo de profesionales, y entonces llegó el momento que marcó nuestra relación, cuando te pregunté, ¿y tú quién eres? Respiraste hondo y me dijiste Licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación, especializada en Pedagogía Terapéutica, con 19 años de experiencia en consulta psicopedagógica y 5 de profesora, y la verdad, me sonó bien.

Salí de allí con una sonrisa en la cara, de pensar que por fin y después de muchos meses de búsqueda, había encontrado el sitio perfecto para dejar a mi bebé que en ese momento tenía 4 meses.

Consulté a mi círculo más cercano, les preguntaba, ¿que es mejor, una súper escuela infantil con lo último en tecnología y muchos niños o una casita con mucho espacio al aire libre, y donde todas las profesoras saben como se llaman los niños y encima me ofrecen 100% inmersión lingüística?. Todo el mundo lo tenía claro, ¡¡¡¡la casita era la mejor opción!!!

Y así fue, y así ha sido hasta hoy, hasta 7 años después en los que no has parado ni un momento de preocuparte, primero por el que fue mi bebe de 4 meses y luego por el que vino después.

Y yo año, tras año, despidiéndome de ti como si ya no hubiera mas días, y volviendo año tras año a tu Summer Camp, porque sabía que no iba a haber lugar donde ellos pudieran estar mejor.

Pero este año ya si que toca, toca despedirme de ti y es ahora cuando te quiero contestar a esa pregunta que te hice el primer día:

¿Tú quién eres? Tú Chusa Romera eres la mejor Directora que podría tener Family School, integra, respetuosa, profesional, cariñosa con los niños hasta quererlos como si fueran tuyos. Empresaria preocupada por sus trabajadoras y a la que le importa más su bienestar y el de los niños que su propio beneficio. Psicopedagoga capaz de sacar todo lo que tiene un niño dentro en tan sólo unos días y sobre todo y lo más importante, buena persona y con un corazón que se sale del amor que das a los que te rodean.

Gracias por cruzarte ese día en mi camino, gracias por ser nuestra guía en todos estos años de crianza, gracias por ser como su segunda madre, gracias por apoyarnos en todo, gracias por hacerlo todo más fácil y sobre todo ¡¡¡Gracias por ser como eres!!!! No cambies nunca!!!

Te  queremos

Inma, David, Marcos y Martín