fbpx

Educar en positivo

¿Qué es el soporte conductual positivo y cómo lo podemos aplicar en la educación de nuestros hijos?

 

Educar en positivo significa brindar una educación basada en el establecimiento de normas y límites a través de refuerzos positivos, se trata ocupar un liderazgo y establecer unos límites desde la amabilidad y la firmeza al mismo tiempo. Una disciplina positiva es un modelo educativo que ofrece herramientas para comprender el comportamiento de los niñ@s y poder reconducirlo con respeto, sin castigos ni luchas de poder.

 

¿Para qué sirve la disciplina positiva?

 

La educación positiva favorece la adquisición de habilidades como responsabilidad, respeto, colaboración o resolución de problemas, entre otras. El objetivo es ayudar a nuestr@s peques a adquirir habilidades y competencias para la vida: responsabilidad, respeto, resolución de problemas, autocontrol, participación, colaboración…

En Family School trabajamos desde la disciplina positiva, de tal modo que:

  • Aprendemos desde la amabilidad y la firmeza al mismo tiempo.
  • Comprendemos el porqué de comportamientos no adecuados de nuestros buhitos.
  • Ayudamos a los niñ@s a sentirse integrados y valorados.
  • Fomentamos el desarrollo de habilidades sociales.
  • Ofrecemos herramientas para que descubran sus propias capacidades y aprendan a emplearlas de forma constructiva.

 

¿Cómo reforzamos en Family School conductas adecuadas o pro sociales?

 

Reforzamos positivamente. En la escuela, halagamos mientras el niñ@ está realizando una conducta adecuada; nosotras lo hacemos de manera inmediata a través de premios sociales, verbales o lúdicos.

Instrucciones breves y claras. Si queremos demandar algo, siempre lo hacemos de una en una cosa, y usando frases en POSITIVO del tipo “hemos terminado de jugar, recogemos los juguetes” en lugar de “si no recoges los juguetes no vas al patio”.

Ayudamos a nuestros peques a sentir conexión. Durante nuestros años de experiencia hemos podido comprobar que cuando un niñ@ siente pertenencia con la escuela incrementa su bienestar social y sus conductas positivas en la misma.

 

¿Cómo les decimos en Family School lo que no nos gusta?

 

Cuando queremos que una conducta no deseada no se repita, emitimos una expresión positiva antes y después de la negativa. Los niñ@s necesitan tener límites para poder interiorizar y aceptar normas. Además, para nosotras es muy importante que los peques tengan una buena imagen de sí mism@s ya que esto supondrá una fuente de emociones positivas y por lo tanto, no nos gustan las etiquetas negativas, reforzamos positivamente lo que hace bien en lugar de resaltar lo negativo, dándole siempre una alternativa o posible solución.

 

Ten siempre muy presente que educar en positivo significa ofrecer una educación basada en el establecimiento de normas, estableciendo límites y afecto, preservando los derechos de los niñ@s y de los adultos a través de la comunicación, el entendimiento y la empatía.