fbpx

Aprendiendo a ser mayor

Es fundamental para los niños/as aprender a ser independientes, no obstante, a veces, no sabemos bien cómo enseñarles de una manera que sea efectiva. En Family School somos muy conscientes de que fomentar la autonomía es una forma de favorecer la confianza que los niños@s tienen de sí mism@s, ya que así, podrán ver que son perfectamente capaces de desenvolverse en su vida cotidiana.

Para lograr esta meta, es muy importante aceptar que el niñ@ ha crecido y que puede llevar a cabo una determinada tarea.

¿Por qué en Family School creemos fundamental fomentar la autonomía personal en los niñ@s desde que son bebés?

 

  1. Mejora la autoestima y seguridad en sí mismo/a, esencial para vencer inseguridades y desarrollar la autoestima.
  2. Favorece la capacidad de concentración al comprender que tienen una responsabilidad.
  3. Desarrolla la capacidad de esfuerzo.
  4. Ayuda a pensar.
  5. Fomenta la autodisciplina y control interno.
  6. Favorece la madurez.
  7. Ofrece libertad.
  8. Fomenta el aprendizaje de normas así como la comprensión de estas.

 

¿Qué hacemos en Family para favorecer su autonomía? 

 

  • Les dejamos que hagan por sí mismos lo que ya pueden hacer solos, aunque les lleve más tiempo.
  • Si se equivocan, NO IMPORTA; alabamos su trabajo y dejamos que lo arreglen por sí mismos/as.
  • Preguntamos por su opinión, así se sienten más valorados y aprenderán a tomar decisiones.
  • Favorecemos que tengan un rol activo dentro del autocuidado.
  • Les involucramos en las tareas cotidianas haciéndoles partícipes en actividades sencillas como poner o quitar su plato, ordenar algunas cosas…
  • Cuando pedimos algo, dejamos que se tomen el tiempo que necesiten.
  • Reforzamos positivamente cuando actúan de manera autónoma.

 

Os dejamos una tabla para que tengáis una idea de las tareas que pueden realizar según la edad y saber qué les podemos dejar hacer por sí mimos/as en ámbitos de higiene personal, alimentación y descanso. Tened presente que estas pautas son orientativas, por favor, NO COMPARÉIS y recordad siempre que cada niño/a tiene su propio ritmo de aprendizaje.

 

1-2 años Empezar a comer solo/a Ordenar juguetes Participar en el aseo: limpiarse las manos Beber solo/a de un recipiente Quitarse prendas: zapatos, abrigos…
2-3 años Comer solo/a Ordenar juguetes Llevar  ropa sucia donde le indiquen Ayudar a poner y quitar la mesa Ayudar a vestirse solo/a
4-5

años

Asearse Recoger y ordenar juguetes Recoger su ropa Ayudar a poner y quitar la mesa Vestirse solo/a

 

No penséis nunca que los niños/as no pueden ser responsables, por supuesto que sí, aunque tendréis que ser pacientes y priorizar el desarrollo de su autonomía antes que buscar un resultado perfecto y eficaz. Y, sobre todo,   Aceptad su necesidad de independencia teniendo presente que la autonomía física es el primer paso hacia el desarrollo de la autonomía emocional.